viernes, junio 05, 2009

Lo que me gusta de la clase media

El hecho político más sobresaliente de los últimos años ha sido el ingreso a la política de los sectores medios, con lo que parece una agenda propia.

Es imposible no simpatizar con algunos puntos de esta agenda.

1. Su decisión de no ser pastoreados más por la élite de los partidos tradicionales, incluyendo el FSLN, sino directamente por un universalismo global, ideología motivada en gran parte por la ONGs.

2. El deseo de ser protagonistas de una historia más o menos heroica en contra del autoritarismo.

3. Su elaboración de una crítica sostenida al partido de gobierno, la que la oposición política conservadora (que se llama paradójicamente liberalismo) no ha logrado sostener.

4. Su pelea por la hegemonía sobre símbolos de la izquierda y de la revolución.

5. El "aire izquierdista" de agenda controlada.

Pero ¿cuál será el límite político del universalismo de la clase media, su capacidad para elaborar los símbolos y realmente convocar y tener capacidad de aliarse con las clases subalternas con un discurso nacional, controlando a la vez que el "aire izquierdista" derive en una concertación de centro no populista?

No se ve claro, en efecto, cómo elaborará la clase media un separación con y una crítica del neoliberalismo que sigue siendo el límite para la elaboración tanto de una política nacional como de una política de integración de los sectores subalternos a la política.

Entre Ortega y el neoliberalismo la clase media puede seguir descubriendo todo lo buena, ética y bien portada que es, sin realmente lograr el éxito político que necesita.

2 comentarios:

David Parnelio dijo...

Hombre, que alegre que encontre tu blog. No he leido a nadie que escriba con tanta honestidad sobre lo que ocurre en Nicaragua. Estoy muy de acuerdo con tu análisis de los nuevos ONGs. Lo interesante es que han trazado un espacio nuevo, sin caudillos, y aparentemente centro-izquierdistas. La pregunta, como tu dices, es como atraer a los sectores de la clase mas pobre a este proyecto. Hasta el momento el PLC-FSLN--la nueva cara del tadicionalismo--controla absolutamente todo. Sera verdad el viejo cliche que las revoluciones empiezan en la clase media?

Leonel Delgado Aburto dijo...

David: te agradezco el comentario. Por mi parte no estoy tan entusiasmado con que la clase media pueda iniciar una revolución. Pero, claro, es cuestión de debate.