sábado, septiembre 04, 2010

Los blogs intelectualizan

Es más bien fácil descubrir que los blogs intelectualizan.

El punto cuatro de un reciente decálogo para blogueros, afirma:
"4.No confundir el blog con el ensayo. Por tanto, no intelectualizar."

La verdad es que hay espléndidos blogs que "intelectualizan", lo hacen muy bien, y dan libertad a un formato al que las grandes editoriales llegaron después.

Véanse algunos temas de Mosca Cojonera, por ejemplo: Marx, lector anómalo de Spinoza, Nietzsche contra la democracia, así como penetrantes ensayos sobre Heidegger, entre otros pensadores. Puede verse también las lecturas--de libros de ciencia frecuentemente-- de Pseudópodo.

Este tipo de blogs muestran que no es necesariamente la concesión juvenilista la que define a los blogs. Todo es mucho más denso. (Esto tiene que ver con esa categoría especial llamada el slow blog, el que no se agota en la inmediatez de los sucesos, aunque el asunto de la velocidad aquí es muy relativo.)

Es cierto que hay mucho blog literario que, con todo derecho, se mantiene atento a lo que el mercado del libro ofrece y concede. Pero también hay otros muchos blogs literarios experimentales que al borrar fronteras (por ejemplo entre literatura y pensamiento) intelectualizan también (tan bien). Cito tres casi al azar: uno de Nicaragua, otro de Guatemala y otro de Paraguay para ilustrar la tendencia: La esfera infinita de Ezequiel D´León, Fellinada de Julio Serrano y Kurupí de Cristino Bogado (o sus infinitos alias).

Los usos del blog, como los de la literatura, son muy amplios, y hay sensibilidades mucho más propicias a esto de "intelectualizar" (o "ensayar" en el sentido clásico de Montaigne, o jalándolo más al terreno de las vanguardias, experimentar y contradecir).

Aunque se piensan los blogs generalmente como alternativas a un sistema de comunicación entrelazado con las grandes propiedades y los grandes financistas, también es bueno pensar al blog como alternativa de pensamiento al aplanamiento cultural que opera el mismo sistema.

Desde mi punto de vista, no intelectualizar sería más bien una resignación que una apuesta productiva.

P.S. Por eso los links (que son también escritura) dicen algo del bloguero y del blog. Los links son los hallazgos, lo demás es administración. Y ahí están a la derecha, en éste, la lista de kool blogueros nicas, y de blogs que me gustan: creo que todos intelectualizan.

3 comentarios:

juan sobalvarro dijo...

De acuerdo en todo Leonel. Además, no pasa del ridículo querer ser el Moisés del bloguerismo y sacar la tablita de los diez mandamientos porque nada pesa menos en la red que las reglas.
También es muy dado en mucha gente fomentar la idea que la internet y la computadora no son cómodas para leer. Esto tal vez con la ilusa idea de favorecer y preservar la lectura de libros impresos. Pueden ser sólo temores de los mercaderes de libro.

Leonel Delgado Aburto dijo...

Saludos, Juan. Tiene que ver todo, como dices, con las formas de lectura y escritura, y también de con las formas de controlar las que no son tan mercadeables.

Silvia Parque dijo...

Me molesta un poco el término "intelectualizar", pero me molesta mucho más la idea de "hacer todo ligero-ligero-fácil-fácil". Qué bien pensar, darle vuletas a algo...